COMUNICADO EN RECHAZO AL ACTO NEOFASCISTA QUE TENDRÁ LUGAR EL JUEVES 12 EN LA USAL

Recientemente hemos recibido la noticia de que la Falange Española de las JONS patrocinará la presentación de un libro en un aula de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Salamanca el jueves 12 de noviembre. Desde diferentes colectivos salmantinos nos oponemos rotundamente a este acto y exigimos que no se celebre, al mismo tiempo que denunciamos la permisividad de los organismos de la USAL hacia este tipo de manifestaciones ultraderechistas.

No debemos olvidar que este partido político es el heredero de aquel fundado por José Antonio Primo de Rivera, fascista cuya figura fue utilizada como icono por el Movimiento Nacional durante el régimen franquista por su afinidad con las ideas fascistas y su defensa a ultranza de la dictadura de su padre, Miguel Primo de Rivera.

En la actualidad, las ideas del partido no se han moderado en absoluto, sino que se mantienen en la extrema derecha del espectro político español. El coordinador del libro que será presentado, Norberto Pico, es el actual líder de esta organización. Defiende, además, que Franco “no fue un gobernante totalitario”. También ha obrado como presentador de un documental que ensalza a la División Azul, contingente de soldados enviados por Franco a Europa del Este en la Segunda Guerra Mundial que apoyaron a los nazis. Por otra parte, el profesor de filosofía que figura como colaborador en el anuncio del acto, José Ramón Alonso Sarro, pertenece a la junta política de este mismo partido ultraderechista.

Desde los diferentes colectivos que suscriben el presente comunicado, no podemos permitir que un partido que actúa de forma xenófoba, ultranacionalista y ultraconservadora organice un acto con el respaldo de una institución pública y de tanta relevancia como es la Universidad de Salamanca. Es preciso que tanto la comunidad universitaria como el conjunto de la sociedad construyan un movimiento popular fuerte que expulse a estas ideologías fascistas no solo de las aulas, sino también de las instituciones y de la sociedad en general.

En conclusión, los abajo firmantes creemos firmemente que la presencia de grupos fascistas es completamente perjudicial tanto para la educación como para la sociedad en general. Por ello, y puesto que defendemos una sociedad igualitaria –en la que no se discrimine a nadie por su género, nacionalidad, etnia u orientación sexual–, exigimos que no se permita la presencia de organizaciones fascistas en la Universidad y que se impida la celebración del acto del jueves día 12 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *