Crónica charla “Refugiadas y educación”

El pasado 6 de noviembre, en el CSA Villafría, realizamos, junto con una compañera de CIES No Salamanca una charla sobre inmigración y educación en la cual expusimos alguna de nuestras conclusiones sobre estos aspectos y la relación existente entre ellos.

Para empezar, el Estado español es uno de los Estados de Europa con mayor número de inmigrantes (6,5 millones) y con un alto porcentaje de alumnado inmigrante (el 15%), existiendo un reparto muy desigual del alumnado inmigrante, ya que hay colegios con un porcentaje de alumnado inmigrante del 90%. Asimismo, los porcentajes de fracaso escolar de este colectivo son bastante altos (45%). ¿Las causas? Son obvias: Problemas relacionados con el idioma, falta de material, abstencionismo…

A priori, el sistema educativo y los centros de estudio cuentan con recursos y herramientas para suplir las carencias de los colectivos migrantes como los equipos pedagógicos, los CEAS (Centros de Acción Social), las profesoras de apoyo, el empleo de las nuevas tecnologías…

Sin embargo, pese al esfuerzo de muchas profesionales de la educación, la realidad de muchos centros es contraria a lo que sería deseable. Las inmigrantes tienen problemas a la hora de asimilar los códigos disciplinarios, los ritmos de aprendizaje, etc., al ser estos diferentes a los de sus países de origen. Como solución a esto, desde las instituciones se trata de adaptar al alumnado inmigrante al entorno, en vez de que sea el entorno el que pueda mejorar en base de la cultura del alumnado inmigrante (sin olvidar el aprendizaje y la adaptación de este). El Estado, con esto, no trata de educar al alumnado en el multiculturalismo y la expresión individual, si no la estandarización de todo el alumnado.

Desde la FEL apostamos por un modelo educativo multicultural que más allá de reconocer y aceptar las culturas extranjeras, emprenda un diálogo entre culturas, para lo que proponemos recursos como:

  • Incluir en los currículos contenidos referidos a otras culturas.
  • Potenciar relaciones de apoyo mutuo entre las estudiantes (tanto locales como extranjeras)
  • Realizar sesiones de convivencia donde el alumnado inmigrante exponga aspectos de su cultura.
  • Buscar traductoras que entiendan la lengua.
  • Implicación de las alumnas inmigrantes en la gestión del centro (al igual que deberían estar implicadas todas)
  • Formación del profesorado y el alumnado en técnicas de resolución de conflictos raciales.

cartel charla refugiadas y educación

CTNvE5JWwAAmbEg CTNvGBkXIAEDNuc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *